domingo, 20 de diciembre de 2009

puede ser...

Puede que sea porque nunca he fumado.

Puede que sea porque ayer, en una cena de 14 personas, ninguno de nosotros fumaba.

Puede que sea porque no me gusta hacerme daño a propósito.

Puede que sea porque ayer, tras la cena, tuve el abrigo aireando toda la noche y por la mañana, seguía oliendo a humo.

Puede que sea por la ronquera del domingo.


Puede que sea por todas, o por ninguna de estas razones, pero estoy encantada de que en futuro próximo se prohiba fumar en espacios públicos.

4 comentarios:

Enrique Acebes dijo...

Yo, ex fumador desde hace año y medio, no estoy de acuerdo con la prohibición.

Mano dura, eso sí. Si hay que tener espacios separados, que lo estén de verdad. Y al que no cumpla, palo de los gordos. Que ya está bien de discotecas de 300 m2 sin zona de no fumadores.

Y que los no fumadores no seamos tan invasores y no prentendamos imponer nuestras costumbres a las que no las comparten. Si una zona de un local es de fumadores y te molesta, es tan sencillo como no entrar.

Y yo no puedo parar de pensar en los 50000 euros que se habrán gastado en la adaptación a espacios separados hace nada para que ahora les digan que se jodan y que no vale para nada.

polilla dijo...

totalmente de acuerdo en la queja de los hosteleros, hace dos años hacerles separar las zonas de los establecimientos y ahora prohibición total... totalmente injusto.

no estoy de acuerdo en esto: "Si una zona de un local es de fumadores y te molesta, es tan sencillo como no entrar." En mi ciudad, esto implicaría que no podría entrar en ninguna cafetería/bar/pub o lo que sea.... con lo cuál no estamos en una situación de equidad ¿quién está ahí imponiendo las costumbres a otros?

Enrique Acebes dijo...

Si se cumpliera la ley, podrías entrar en la mitad. Ahora, los fumadores van a quedar discriminados por culpa de un gobierno que no se ve capaz de hacer cumplir sus propias normas.

Además, los fumadores no intentan imponer nada a nadie. Los bares/pubs/cafeterías han sido locales donde se podía fumar toda la vida. Entiendo que la gente se queje en sitios donde tiene que pasar por obligación: trabajos, bancos, administraciones públicas... Pero, ¿en locales de ocio? Nadie te obliga a ir ahí. ¿Qué te parecería si la película fuera al revés y los fumadores dominaran? Pienso en una ley que permitiera fumar en polideportivos, cines, lugares de trabajo, guarderías, hospitales...

Anónimo dijo...

dí que sí, polilla
y a la porra con la basura demagógica de fumadores y exfumadores guays