martes, 7 de septiembre de 2010

la mentira del Príncipe

Le han dado el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes a la selección española de fútbol.

Pese a que me gusta el fútbol y me alegro de haber visto a España campeona del mundo, no estoy de acuerdo con este premio. Igual que no estaba de acuerdo con el premio a Alonso antes siquiera de que ganara algo, o igual que me pasó con la selección de baloncesto campeona también del mundo o de Rafael Nadal, antes de que apenas iniciara su carrera deportiva.

Y creo que este "desacuerdo" se debe a una diferencia de criterios. Yo creía que, igual que no le dan el premio de las letras a Larsson por haber vendido más que nadie año anterior y se lo dan a alguien que ha significado algo en el mundo de la literatura durante toda su vida y obra, pues pensaba que con los deportes era lo mismo; o sea, que le daban el premio a alguien con una trayectoria, unos valores reconocibles y contrastables.

Pero no, en los deportes no es así, y lo que hacen es ver quién ha sido más popular en el año anterior y le premian para que así el acontecimiento sea aún más mediático. En mi opinión, patético... pero claro, que podemos esperar si en el jurado está lo más "granado" de la profesión del periodismo deportivo.

1 comentario:

polilla dijo...

así me gusta, haciendo gala del príncipe de asturias por el mundo.... otra razón más para dar los premios a carreras finalizadas -_-