jueves, 19 de marzo de 2009

'gafapastas' de mentira

El mundo está tocando a su fin. Sí, así sin más. Y es que ahora cualquiera puede ser un 'gafapasta'.

No tengo nada en contra de ellos, al contrario, en general me caen bien, aunque es verdad que hay algunos que pueden ser bastante pedantes; aún recuerdo cuando fuí al cine a ver 'No es país para viejos' el día del estreno. Había cola para entrar, y tenía delante una pareja de 'gafapastas' que teorizaban sobre lo divino y lo humano de Javier Bardem primero y de Daniel Day-Lewis después; en serio, si me hubieran pillado con el autoestima baja podrían haberme hundido en la miseria, pero realmente tuve que hacer esfuerzos para disimular que les estaba escuchando descaradamente.

Definir un 'gafapasta' sería complicado y polémico, pues dejo que otros lo hagan (cortesía de Frikipedia).

Pero resulta que de un tiempo a esta parte estoy viendo que hay gente que se está explotando esa 'fama' que tienen los 'gafapastas' y aprovechando que tenía que cambiar de gafas, pues se decide por las que dan ese toque intelectual, alternativo y culto, es decir, las 'gafapasta'.

Creo que es el momento de que caiga esta gran mentira. Hay que desenmascarar a los impostores.





(Puedo prometer y prometo que no soy una 'gafapastas', de hecho ni siquiera llevo gafas)

3 comentarios:

Paria dijo...

Tu no tendrás nada en contra de ellos, pero son mi enemigo mortal...Soy demasiado comercial para ellos y demasiado indie para el resto, ais, soy carne de cañon, jejeje.

Nym dijo...

Veo a los gafapasta como una evolución de los tertulianos de televisión, es decir, gente que tiene una opinión formada acerca de cualquier tema que se les plantee (ya sea física termonuclear o métodos para pelar patatas con la monda fina) y lo exponen con una seguridad y un aplomo que hasta parece que saben de lo que están hablando. Y las mismas ganas de empezar a hostias con unos que con otros, vamos.

pau dijo...

joer paria, lo tuyo si que es inadaptación social y lo demás cuentos

Nym, jamás habría podido dar con una mejor definición... poco más que añadir tras semejante alarde de rotundidad....