martes, 16 de diciembre de 2008

romanticismo por doquier

Hoy me ha llamado la atención una noticia. Resumiendo, dice algo así como que la gente a la que le gustan las comedias románticas tiene más problemas de pareja, porque tiene una imagen 'idealizada' de lo que tiene que ser el enamoramiento y las relaciones.

No me considero muy fan de este subgénero. De hecho algunas de mis películas favoritas (incluso las románticas) tienen final trágico. Pero en cuanto a la noticia, me parece un poco triste que la gente se traiga al mundo real las historias que ve en la pantalla grande.

Y es que, pensemos un poco; cuándo vamos a ver una comedia (del súbgenero que sea) ¿tenemos duda de si acabará bien o mal? A mí me parece que no hay dudas, una comedia, romántica o de la temática que sea tiene que acabar bien; no digo que no haya alguna que no sea así, pero yo no recuerdo ninguna. De hecho, es lógico, si vas a ver una película para pasar un buen rato ¿qué sentido tiene que el final sea trágico?

Pero pese a esto, obviamente todos hemos visto una película y pensado: "¡Cómo me gustaría ser protagonista de esa historia!". Pero llegan los créditos, salimos de la sala y volvemos a nuestra vida. ¿Hay quién de verdad espera cruzarse con el famoso de turno y tener una historia de amor al más puro estilo de Notting Hill? ¿y alguien de verdad espera mirando por la ventana a que alguien venga a salvarla en una limusina como Pretty Woman?

Todos querríamos vivir historias de película, con finales felices, dónde todo el mundo se quiere y todo acaba bien. Pero no es así. Así que más vale que la gente empiece a darse cuenta.

5 comentarios:

FELICES FIESTAS dijo...

Peor es aún en las personas que ven telenovelas o series televisivas, que luego no saben salir al mundo real. Eso si que es cutre, no entiendo que esencia le sacan a ver como unas personas, les son infieles o le hacen daño a otras. O como toleran el ver siempre a una chica llorando en todo momento, porque él la engaña, la humilla y otro tipo de cosas. Pues si tiene que ser así en la vida real, vaya... No es mejor mandarle hacer gargaras (a él o a ella)


Un beso

Paria dijo...

Bueno, es que el final realista de Pretty Woman por ejemplo, consistiría básicamente en que Richard Gere enloquecería por la neurosífilis y a Julia Roberts su chulo le marcaría la cara a navajazos y claro, quieras que no, eso tiene menos gancho comercial...

En todo caso lo preocupante es que la gente no sabe distinguir realidad de ficción (Al margen de que sean unos cursis que crean que se crean que el amor es esa cosa que sale por la tele) y es que últimamente se creen hasta lo que sale en CSI según he leído por ahí y ya piden en los juicios pruebas en plan Grissom, en fins....

pau dijo...

Maria Jesús, en ese caso, yo creo que la gente ve esas serie porque así por lo menos ve que hay gente que tiene vidas más míserables que ellas y así se sienten mejor... si no, no le encuentro otra explicación. Un beso para tí también, y felices fiestas :)

Paria, me sorprende lo que dices de CSI, solo de imaginarme la escena de un preso diciendo "pero ¿por qué no hacemos esta prueba? yo se la ví hacer a Grissom" en fin,.. como dices es bastante preocupante... un abrazo

Topanga Lawrence dijo...

Todos sabemos que las historias de amor cinematográficas van dirigidas a ilusos, pero, ¿quién no ha soñado alguna vez ser como Julia Roberts en "Pretty Woman"? Es decir, ¿qué chica no aspira a ser una puta con suerte? jejeje. :)

pau dijo...

topanga, en eso solo puedo decir, AMÉN